Vancouver: luz de agosto en la bahía. (Fotografía de Jules Etienne)

miércoles, 14 de julio de 2021

Venecia: LAS MEMORIAS DE LORD BYRON, de Robert Nye

"... son verdaderas ratas de agua y se encuentran tan a sus anchas en el agua como en los puentes o las callejas."

(Fragmento inicial del capítulo II: Pierdo otro poco más de mi virginidad)

Acabo de presenciar desde mi balcón una aventurilla en medio del ir y venir del Gran Canal. Tendido en una góndola había un joven envuelto en una capa amarilla y arrastrando una mano por las cenagosas aguas verdes ha permanecido así durante una hora sin gondolero que lo condujera dorándose al sol de la mañana como un lagarto mareado. Encima en el puente una docena de niños se gruñían, se escupían y se tiraban conchas y naranjas unos a otros enzarzados en una contienda mutuamente destructiva. Luego, uno de los niños se ha caído de cabeza al agua. Ninguno de sus enemigos ni de sus compañeros le ha hecho el menor caso. Ni tampoco el hombre de la capa amarilla. Pero mi pequeña hija bastarda Allegra, que estaba asomada desde otra ventana del palazzo, ha visto al chico revolviéndose y se ha puesto a dar voces, pensando que seguramente se ahogaría, aunque la mayor parte de estos golfillos son verdaderas ratas de agua y se encuentran tan a sus anchas en el agua como en los puentes o en las callejas,

Robert Nye (Inglés fallecido en Irlanda, 1939-2016).

La ilustración corresponde a un detalle de Figuras en un canal veneciano (1893), de Ludwig Passini.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario