Vancouver: luz de agosto en la bahía. (Fotografía de Jules Etienne)

viernes, 9 de julio de 2021

Venecia: LOS NOVIOS, de Alessandro Manzoni

"Despachan a Venecia a Lorenzo Torre, un abogado, ¡qué abogado! Partió a toda prisa..."

(Fragmento del capítulo XVII)

- De modo que -prosiguió éste- en Milán han armado todo ese alboroto. Me parece que están un poco locos. Ya se había oído algo por aquí; pero quiero que luego me cuentes tú la cosa con más detalle. ¡Ah!, tenemos mucho de qué hablar. Aquí, en cambio, ya ves, todo está más tranquilo, y las cosas se hacen con un poco más de juicio. La ciudad ha comprado dos mil cargas de grano a un comerciante de Venecia: grano que viene de Turquía; pero, cuando se trata de comer, no se anda uno con remilgos. Bueno, pues, ¿qué pasa?: pasa que los regidores de Verona y de Brescia cierran los pasos de frontera y dicen: por aquí no entra el trigo. ¿Qué hacen los bergamascos? Despachan a Venecia a Lorenzo Torre, un abogado, ¡qué abogado! Partió a toda prisa, se presentó al dux, y dijo: ¿qué idea se les ha ocurrido a esos señores? ¡Y un discurso!, un discurso, dicen, como para darlo a la estampa. ¡Lo que vale tener un hombre que sepa hablar! Al punto una orden para que dejen pasar el trigo; y a los regidores, no sólo que lo dejen pasar, sino que han de hacerlo escoltar; y ya está en camino. Y también han pensado en la comarca. Giovambattista Biava, nuncio de Bérgamo en Venecia (¡qué hombre también ése!) ha hecho comprender al Senado que también en el campo se padecía hambre; y el senado ha concedido dos mil fanegas de mijo. También sirve para hacer pan. Y además, ¿sabes qué te digo?, que si no hay pan, comeremos compango. El señor me ha dado bienes, como te digo. Ahora te presentaré a mi patrón: le he hablado de ti muchas veces, y te acogerá bien. Es un buen bergamasco chapado a la antigua, un hombre de gran corazón. A decir verdad, ahora no te esperaba; pero cuando oiga la historia... Y luego, a los obreros sabe estimarlos, porque la carestía pasa, y el negocio queda. Pero ante todo, tengo que advertirte una cosa. ¿Sabes cómo nos llaman en este país a los del estado de Milán?

Alessandro Manzoni (Italia, 1785-1873).

No hay comentarios.:

Publicar un comentario