.

.
Vancouver, otoño en English Bay (fotografía de Jules Etienne).

lunes, 23 de junio de 2014

Espejos (53): HOGUERAS DE SAN JUAN, de Giorgos Seferis

"Si te quedas desnuda frente al espejo a medianoche..."

Nuestro destino, plomo vaciado, no puede cambiar
no puede hacerse nada.
Vaciaron el plomo en el agua bajo las estrellas aunque 
          arden las hogueras

Si te quedas desnuda frente al espejo a medianoche
ves pasar al hombre al fondo del espejo
al hombre en tu destino que gobierno tu cuerpo,
en la soledad y en el silencio al hombre
de la soledad y del silencio
aunque arden las hogueras.

La hora en que terminó el día y comenzó el otro
la hora en que se cortó el tiempo
aquel que desde ahora y antes desde el principio 
          gobernaba tu cuerpo
debes encontrarlo
debes buscarlo para que al menos lo encuentre
algún otro, cuando te hayas muerto.

Son los niños los que encienden las hogueras y gritan
           frente a las llamas en la noche cálida
           (Ocurrió, tal vez, jamás, fuego que no lo haya
            encendido un niño, oh Heróstrato)

y arrojan a las llamas sal para que crepiten (cuán
            extrañamente nos miran de pronto las casas, los
            tragaderos de hombres, cuando un fulgor las acaricia)

Pero tú, que conociste la gracia de la piedra sobre la 
            roca por el mar batida
la noche que cayó la calma
oíste desde lejos la voz humana de la soledad y del
            silencio
dentro de tu cuerpo
la noche aquella de San Juan
cuando se apagaron todas las hogueras
y estudiaste las cenizas bajo las estrellas.

 

Giorgos Seferis:Giorgios Stylianou Seferiadis
(Griego nacido en la actual Turquía, en 1900. Murió en 1971) Obtuvo el premio Nobel en 1963. 

(Traducido del griego por Pedro Ignacio Vicuña)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario