.

.
Vancouver, primavera en el puente Burrard, el más antiguo de la ciudad.

miércoles, 15 de julio de 2015

Venecia: LOS DOS GEMELOS VENECIANOS, de Carlo Goldoni


(Monólogo de la escena sexta del tercer acto)

Tonino: Así es de que eso es lo que significa la amistad en esta época. Florindo vino a Venecia; lo traté como a mi propio hermano. Confíe en él, puse a una mujer que tanto me importa a su cuidado. ¡Y él me traiciona! No sé con que estómago puede un amigo engañar a otro amigo. Si yo fuera capaz de semejante iniquidad, estaría temeroso de que la tierra se abriera y me tragara. La amistad es la cosa más sagrada del mundo. Es una medicina de la naturaleza para sanar al mundo; sin ella seríamos destruidos, aniquilados. El amor por una mujer puede comenzar como mera pasión de los sentidos. El amor por el dinero y los objetos materiales es una prueba de nuestra naturaleza corrupta. Pero el amor de los amigos está basado en la verdadera virtud, y por eso el mundo la menosprecia. Pílades y Orestes ya no sirven como ejemplo para la amistad moderna; el fiel Achates es un nombre ridículo de la antigüedad. Se adora al ídolo de los intereses; en lugar de una verdadera amistad se forma un ejército de lambiscones que le sigue con la esperanza de obtener algún beneficio a cambio. Y si su suerte se torna adversa, esos mal llamados amigos lo abandonan, lo ridiculizan y retribuyen con ingratitud los obsequios recibidos. Como lo dijo muy bien el maestro Ovidio: "En tiempo de felicidad, abundante es la amistad. Si la fortuna perece, ningún amigo permanece".*
 
(Principio de la escena séptima)

Lelio (entra hablando para sí mismo): Aquí está mi afortunado rival. Vamos a ver si unas cuantas palabras amables pueden vencer la amargura de su negativa.
 
Tonino (a un lado): ¡Basta! Ya me la pagará.
 
Lelio: Me inclino ante el altísimo mérito envidiable del héroe de Venecia, esa joya en el Adriático.


Carlo Goldoni (Italiano nacido en Venecia y fallecido en París, 1707-1793)
 
(Traducido del italiano por Jules Etienne)
 
* De Ovidio en La metamorfosis:Tempore felici, multi numerantur amici: Si fortuna perit, nullus amicus erit.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario