.

.
Vancouver, primavera en el puente Burrard, el más antiguo de la ciudad.

lunes, 13 de julio de 2015

Venecia: EL LICENCIADO VIDRIERA, de Miguel de Cervantes

"... de su famoso Arsenal, que es el lugar donde se fabrican las galeras..."

(Fragmento)

Desde allí, embarcándose en Ancona, fue a Venecia, ciudad que, a no haber nacido Colón en el mundo, no tuviera en él semejante: merced al cielo y al gran Hernando Cortés, que conquistó la gran Méjico, para que la gran Venecia tuviese en alguna manera quien se le opusiese. Estas dos famosas ciudades se parecen en las calles, que son todas de agua: la de Europa, admiración del mundo antiguo; la de América, espanto del mundo nuevo. Parecióle que su riqueza era infinita, su gobierno prudente, su sitio inexpugnable, su abundancia mucha, sus contornos alegres, y, finalmente, toda ella en sí y en sus partes digna de la fama que de su valor por todas las partes del orbe se estiende, dando causa de acreditar más esta verdad la máquina de su famoso Arsenal, que es el lugar donde se fabrican las galeras, con otros bajeles que no tienen número.
 
 
  Miguel de Cervantes (España, 1547-1616)

La ilustración corresponde a la Vista del Arsenal de Venecia, de Giuseppe Bernardino Bison.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario