.

.

jueves, 3 de julio de 2014

Espejos (63): NO MIRES MÁS EN EL ESPEJO AMARGO..., de William Butler Yeats

"... los cuervos de inquietante pensamiento; volando, clamorosos, de un lugar a otro..."

(Estrofa final del poema Dos árboles)
 
No mires más en el espejo amargo
que demonios, con astucia sutil,
muestran ante nosotros cuando pasan;
o mira sólo un instante;
pues crece allí una imagen fatal
que recibe la noche tormentosa,
raíces casi cubiertas por las nieves,
cortadas ramas, ennegrecidas hojas.
Pues todo deviene esterilidad
en el espejo opaco que los demonios sostienen,
el espejo de exterior abatimiento
hecho cuando Dios durmiera en tiempo antiguo.
Allí, por las ramas partidas, andan
los cuervos de inquietante pensamiento;
volando, clamorosos, de un lugar a otro,
con garra cruel y garganta hambrienta,
o se detienen y olfatean el viento
y agitan las raídas alas; ¡ay!,
tus ojos dulces se tornan crueles:
no mires más en el espejo amargo.
 
 
William Butler Yeats (Irlanda, 1865-1939). Obtuvo el premio Nobel en 1923. 
(Traducido al español por Enrique Caracciolo Trejo)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario