Vancouver: luz de agosto en la bahía. (Fotografía de Jules Etienne)

lunes, 23 de diciembre de 2019

Navidad: GUARDA SIEMPRE MI PALABRA, de Osip Mandelstam

"Ojalá me amaran sólo a mí estos parajes helados..."

Guarda siempre mi palabra tras un dejo de desgracia y humo,
 Tras la resina de la paciencia circular, tras la brea vergonzosa del trabajo...
 Como el agua que en los pozos de Novgorod debe ser negra y dulce,
 Para que en la Navidad se refleje en ella la estrella de siete alas.
 Y por ello, padre mío, mi amigo y burdo ayudante,
 Soy un hermano bastardo, un renegado del pueblo,
 Que promete edificar grandes y frondosas construcciones
 Para que en ellas se mueran los príncipes.
 Ojalá me amaran sólo a mí estos parajes helados
 Como los bolos que, apuntando a la muerte, golpean el jardín.
 Aunque pase toda la vida en una camisa de hierro
 Encontraré para la ejecución un hacha en el bosque.
 
 
Osip Mandelstam (Rusia, 1891-1938).

No hay comentarios.:

Publicar un comentario