.

.

martes, 12 de abril de 2011

Tampico celebra su cumpleaños


Aunque la historia de sus orígenes se enreda con una villa fundada por Fray Andrés de Olmos en plena época de la conquista, en 1554, al sur del río Pánuco, por lo tanto en el estado de Veracruz, y que entre los nombres de Villa de San Luis y Pueblo Viejo de Tampico -en la actualidad todavía existe un lugar que mantiene el nombre de Pueblo Viejo-, toda esa historia fue borrada tras el saqueo del pirata Lorencillo. Solía decir mi primo Fernando Heftye, que nosotros, con el apellido Etienne, éramos de seguro descendientes de alguno de los bucaneros que acompañaron a Lorencillo a su paso por el puerto. Partiendo, claro, del supuesto de que al igual que el legendario Jacques Laffite, fuese francés. Pero Lorencillo se llamaba en realidad Laurent Graff, y era de origen holandés. Sin embargo, no me desagrada en lo absoluto la posibilidad de que mi abuelo hubiese mentido en cuanto a nuestra historia familiar y en realidad descendiéramos de un "pirata cojo con pata de palo, con parche en el ojo, con cara de malo", diría Joaquín Sabina.
 
El caso es que en 1823, Antonio López de Santa Anna, a quien todavía le faltaban unos años para convertirse en su alteza serenísima, autorizó a un grupo de familias de la villa de Altamira, para que poblaran la ribera norte del río Pánuco, con lo cual nació Tampico: "hermoso, ¡oh! puerto tropical, tú eres la dicha de todo mi país", aseguraba Samuel M. Lozano, que ni siquiera era tampiqueño, puesto que nació en Puebla.
 
Hoy 12 de abril, día de San Julio, Tampico celebra: un desfile de carretas emprende el recorrido desde Altamira hasta la plaza que lleva el nombre de los Fundadores, en la escenificación simbólica del trayecto de los pioneros que arribaron al lugar. "Cuando anclemos en Tampico quédense un ratito quietas...", cantaba José Alfredo Jiménez -quien tampoco era de Tampico, ya que tuve la oportunidad de producir un programa televisivo de la serie Caminantes, desde la que fue su casa en Dolores, estado de Guanajuato-. Durante sus primeros años, la población sería conocida como Santa Anna de Tampico. La citada cabalgata se instituyó como emblema del festejo a partir de su sesquicentenario, en 1973, cuando se crearon las Fiestas de Abril y fueron organizadas desde el gobierno del estado, por Fernando Heftye, a quien recién acabo de mencionar.
 
Leo en las noticias que entregarán la medalla del mérito ciudadano que lleva el nombre de Fray Andrés de Olmos, a mi querido maestro de la preparatoria Rubén Núñez de Cáceres, a quien siempre le tuve un gran respeto y admiración. Debo reconocer que fui bien correspondido puesto que siendo yo todavía un joven veinteañero, me invitaron tanto él como otro querido profesor, Luis de la Cuesta, para que impartiera algunas materias en el Tecnológico de Monterrey (ITESM), campus Tampico. En muy poco tiempo tuve la satisfacción de pasar de alumno a colega de aquellos maestros a quienes tanto me gustaría poder saludar de nuevo, obsequiarles algún ejemplar de lo que he escrito -para que me regañen por sus páginas eróticas que una tía, hermana menor de mi madre, calificó de pornográficas- y, con un abrazo, agradecerles lo que me enseñaron. Pero mis viejos amigos de la preparatoria que todavía siguen anclados en el puerto, han ignorado mis peticiones para reestablecer el contacto con ellos. Ya Carlos González Salas, cronista de la ciudad y hasta mi tío lejano, falleció sin que hubiese tenido la oportunidad de hacerme presente aunque sólo fuese a la distancia. Supongo que con Rubén Núñez de Cáceres y Luis de la Cuesta acabará sucediendo lo mismo, puesto que mis compañeros se reúnen periódicamente para mantener, dicen, el espíritu de la convivencia -hasta algunas fotografías me han hecho llegar-, pero nunca se les ha ocurrido convocar a una comida o cena con el fin de honrar a nuestros antiguos mentores, de quienes tanto aprendimos, a quienes tanto les debemos.
 
"Tampico, tu solo nombre inquieta mi pensamiento", dice otra canción, "puerto de tentaciones sombras, placer y amor..." Al margen de mis reclamos, abriré un paréntesis puesto que ya me extendí demasiado, para más adelante reunir en un texto algunas referencias literarias a Tampico, que incluirán a Traven, Max Frisch y José Revueltas, entre otros.


Jules Etienne 

2 comentarios:

  1. Quién canta: "Tampico, tu solo nombre inquieta mi pensamiento", dice otra canción, "puerto de tentaciones sombras, placer y amor..." ?

    ResponderEliminar
  2. El título de la canción es precisamente "Tampico, puerto de tentaciones" y la compuso Gabriel Ruiz. Según los datos de la propia Fonoteca de la Ciudad, se acredita la versión de Mike Laure y sus cometas, que además puede encontrarse en youtube. Ignoro si exista alguna versión posterior a 1966, que fue el año en que se grabó.
    Esta es una liga con el blog de la propia Fonoteca: http://fonotecadelaciudad.blogspot.com
    Gracias por el interés, ojalá en un futuro pudieras dejar tu nombre al final del comentario.

    ResponderEliminar