Vancouver: luz de agosto en la bahía. (Fotografía de Jules Etienne)

lunes, 2 de septiembre de 2019

Tu boca: ROMANZA DE LAS TRES INTERROGACIONES SENTIMEN- TALES, de Ricardo Rojas

"Iba en la floresta, mi suntuosa amante vestida de fiesta."

II

Ella, la que adoro.
La que en rimas canto
Y al lirio encanto
De mis rimas lloro.
Preguntóme un día
Por qué la quería...

(Era en la floresta
Propicio el instante
para la respuesta:
Iba en la floresta,
Mi suntuosa amante
Vestida de fiesta.)

Y le dije: -Tiene
mi amor peregrino
Todo lo divino
Que de ti le viene.

Y te amo por esa
razón paradójica
De la clara lógica
que el amor profesa:

¡Te amo porque te amo!
Por nada y por todo;
Porque sí... De modo
Que "mía" te llamo,

-Puente de mi abismo
Nimbo de mi gloria-,
Por ejecutoria
de mi pecho mismo...

A veces me inquieta
si tu boca linda,
Tu labio de guinda
Tu ojera violeta;

O si tu fragancia
de aromado nardo
Que en el alma guardo;
O si la elegancia

Con que te consagra
tu chal de etamina
Fina figurina
de un ideal Tanagra,

No serán, en veras,
Mi "por qué" de amores;
Pero en sus dolores
Saben mis quimeras

Que mi alma y la tuya,
Concertando grimas,
Cesan en sus rimas
trovas de aleluya.

(Era en la floresta
Propicio el instante:
La tarde... la amante...
El rumor de la fiesta...)

Ella alzó la frente:
Y ardida en sonrojos,
Dolorosamente
Me miró en los ojos...
 
 
Ricardo Rojas (Argentina, 1882-1957).

No hay comentarios.:

Publicar un comentario