Vancouver: luz de agosto en la bahía. (Fotografía de Jules Etienne)

martes, 18 de mayo de 2021

Venecia: VIAJE A JERUSALEM (sic), de Juan de la Encina

"Ciudad excelente, del mar rodeada (...) tan única en el mundo y tan peregrina que cierto parece ser cosa soñada."

(Fragmentos)

En esta Venecia se encierra y empoza
el tracto y riqueza del orbe universo,
y tiene su sitio tan modo diverso
que, en si se reviendo, muy más se enferoza.

(...)

Y luego otro día, en la madrugada,
salí por la tierra, por tierra y por barco,
y fuime a la iglesia del rico San Marco
y, oída mi misa, mudé de posada.
Ciudad excelente, del mar rodeada,
en agua zanjada de lanza tan fina,
tan única al mundo y tan peregrina
que cierto parece ser cosa soñada.

No sé quién la pueda saber comparar,
según el extremo que en ella se encierra,
que estáis en la mar y andáis por la tierra,
y estáis en la tierra y andáis por la mar.
Las más de las calles se pueden andar
por mar y por tierra, por suelo y por agua;
de Palas es trono, de Marte gran fragua
que bien cien galeras y aun más puede armar.

Atónito andando, vagando por ella,
y en éxstasis puesto y en admiración,
yo mismo a mí mismo, por contemplación
ajeno, extrañado me vía de vella.
Potente, muy rica, muy sabia, muy bella,
república diva, de gran regimiento,
de grande Consejo, de tal Parlamento,
que en su tiempo Atenas igual no era de ella.


Juan de la Encina: Juan de Fermoselle
(España, 1468-1529).

No hay comentarios.:

Publicar un comentario