Vancouver: luz de agosto en la bahía. (Fotografía de Jules Etienne)

jueves, 13 de mayo de 2021

Miércoles de ceniza: LA INAGOTABLE REINCIDENCIA

 

El hecho de que Miércoles de ceniza, de T. S. Eliot, sea una obra tan apreciada, distrae la atención que pudieran tener otras expresiones en diferentes géneros con el mismo título. La abundancia de novelas y relatos que coinciden en ese aspecto resulta tan profusa que sería casi imposible intentar una referencia exhaustiva. Sin embargo, aunque limitada, esta es una breve lista.

Reconocido más bien en el ámbito teatral, el francés Léon Chancerel escribió su novela Miércoles de ceniza, parcialmente autobiográfica, en 1919, por la cual la Academia Francesa le otorgó el premio Sobrier-Arnould al año siguiente. También autor en la misma lengua, aunque de nacionalidad belga, Alexis Curvers es autor de otro Miércoles de ceniza que forma parte de la antología Veinte novelas belgas, publicada en 1958. Para terminar con los autores en ese idioma, el canadiense Jacques Meillon es autor de Un miércoles de ceniza: crónicas y aventuras en la Patagonia, de 2009.

Miércoles de ceniza (1985), escrita por el español Jose María Latorre, es una trama de suspenso protagonizada por dos parejas agobiadas en una atmósfera de sequía. La novela con el mismo título del estadounidense Chet Williamson, cuya primera edición apareció en 1989, pertenece al género del horror. Su paisano Ralph McInerny, es autor de otro caso más en la copiosa lista de los misterios del padre Dowling, publicado en 2008. Y a propósito de misterios, uno que no me ha sido posible resolver, es el relativo a la autoría de un Miércoles de ceniza (Ash Wednesday), que se promueve en varios sitios de internet con la misma portada en la que destaca la bandera de las barras y las estrellas, con fecha de edición 1 de junio de 1990, pero cuya autoría se atribuye indistintamente a Frederik Lanor, y a Schubert Lannor, por lo que infiero podría tratarse de seudónimos.

Miércoles de ceniza '45, es una novela que recoge la experiencia de su autor, Frank R. Westie, cincuenta años después (su primera edición corresponde a 1995), como piloto de un bombardero B-17 durante la segunda guerra mundial. También es un soldado el protagonista del Miércoles de ceniza (2002) que escribió Ethan Hawke, el famoso actor de Hollywood.

Ese mismo título lo lleva un volumen de dieciséis relatos de Miguel Antxo Jurado, escritos originalmente en gallego y publicados en 1998. Y por último, la obra teatral Un miércoles de ceniza: diálogos de difuntos (2015), de José Domingo Garzón, recrea la toma del Palacio de Justicia en Colombia por parte de un comando guerrille- ro del M-19 en noviembre de 1985.

Otros Miércoles de ceniza de los que ya hemos dado cuenta en Mitos y reinciden- cias son: El miércoles de ceniza, de Johann Georg JacobiEl miércoles de ceniza, de Joaquín José CervinoMiércoles de ceniza, de Joan MaragallMiércoles de ceniza, de Alfred LichtensteinMiércoles de ceniza, de José Antonio Ramos SucreMiércoles de ceniza, de Luis G. Basurto; y finalmente, Miércoles de ceniza y la conversión de T. S. Eliot.

Jules Etienne 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario