.

.
Vancouver, luz de agosto en English Bay.

miércoles, 29 de marzo de 2017

Carnaval: DAVID GOLDER, de Irène Némirovsky

"... la calle de Niza en aquella noche de Carnaval, llena de máscaras que pasaban cantando..."
 
(Fragmento del capítulo XVIII)
 
- ¡Antes! -repitió ella-, ¿sabes cuántos años hace?... Es espantoso...
 
- Cerca de veinte años.
 
- Desde 1901. Fue en el carnaval de Niza de 1901. ¡Veinticinco años!
 
- Sí -murmuró él-, una extranjerita extraviada en las calles, con su sombrero de paja, su vestido sencillo... ¡Qué pronto cambió todo aquello!
 
- Entonces me querías... y... Ahora no tienes cariño más que al dinero... Ya lo sé, ya... Si no fuese por mi dinero.
 
Él se encogió de hombros.
 
- ¡Chitón! ¡Chitón! No te enfades, que te pones más vieja... y esta noche me siento muy tierno... ¿Te acuerdas, Gloria?
 
- Sí.
 
Callaron ambos, evocando al mismo tiempo, sin duda, la calle de Niza en aquella noche de Carnaval, llena de máscaras que pasaban cantando; las palmeras, la luna, el vocerío de la muchedumbre en la plaza de Masséna..., su juventud..., la hermosa noche, voluptuosa y fácil, como una romanza napolitana...
 
 
 Irène Némirovsky
(Escritora en lengua francesa nacida en Rusia y muerta en Auschwitz, 1903-1942).

La ilustración corresponde a una tarjeta postal del carnaval de Niza. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario