.

.
Vancouver, otoño en English Bay (fotografía de Jules Etienne).

lunes, 18 de enero de 2016

Unicornios: BESTIARIO DE AMOR, de Richard de Fournival

"... los cazadores que no han tenido el valor de perseguirlo cuando está despierto, se disponen a matarlo."
 
(Fragmento)

Yo también fui capturado por medio del olfato, como el unicornio, que se duerme al captar el suave perfume de la virginidad de una muchacha. Por su propia naturaleza no existe bestia más cruel para su captura. Posee un cuerno en medio de su frente que puede penetrar cualquier armadura, de manera que nadie se atreve a atacarlo o a intentar su emboscada, excepto una joven virgen. Cuando reconoce una por el olor, se arrodilla ante ella y se inclina con humildad y dulzura, como si quisiera ponerse a su servicio. En consecuencia, los cazadores astutos que lo saben ponen a una doncella en su camino para que caiga dormido en su regazo. Entonces mientras duerme, los cazadores que no han tenido el valor de perseguirlo cuando está despierto, se disponen a matarlo.
 
 
Richard o Richart de Fournival (Francia, 1201-1260)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario