.

.
Vancouver, otoño en English Bay (fotografía de Jules Etienne).

miércoles, 20 de abril de 2011

Morir en abril


La lista de escritores fallecidos en abril debe ser tan extensa como en el resto del año, sin embargo, por una extraña coincidencia, las defunciones en este mes son de autores que alcanzaron mayor celebridad.

En orden de acuerdo con el día del mes, sin tomar en cuenta el año, la relación incluye los nombres de Émile Zola, Fernando de Rojas, Graham Greene, Max Frisch, Rómulo Gallegos, Isaac Asimov, Francoise Rabelais, Khalil Gibran, Jean de la Fontaine, Vladimir Maiakovski, Simone de Beauvoir, César Vallejo, Sor Juana Inés de la Cruz, Lord Byron, Mark Twain, Vladimir Nabokov, Guillermo Cabrera Infante, Daniel Defoe, Alejo Carpentier, Emilio Salgari y Séneca, entre otros.

Los ganadores del premio Nobel de literatura que murieron un mes de abril son: Saul Bellow, Erik Axel Karlfeldt, Yasunari Kawabata, Bjortjerne Bjornson y Octavio Paz, quien falleció el 19 de abril de 1998, es decir, ayer se cumplieron trece años de su muerte.

La coincidencia más curiosa se da el 23 de abril, cuando nació, en 1564, William Shakespeare, quien también murió un 23 de abril, de 1616. Esta última es también la fecha de la muerte de Miguel de Cervantes, aunque hay quienes precisan que en realidad tuvo lugar el 22 de abril de 1616 -es decir, en el mismo año que Shakespeare-, pero debido a que lo enterraron al día siguiente, siempre se ha conmemorado el 23 como su aniversario luctuoso.

Y en ese mismo día, también en 1616, falleció en Córdoba, España, el escritor peruano Inca Garcilaso de la Vega -mestizo cuyo nombre real era Gómez Suárez de Figueroa-, hijo ilegítimo del capitán español Sebastián Garcilaso de la Vega, y por lo tanto, emparentado con el poeta toledano Garcilaso de la Vega, del llamado siglo de oro español. Por si fuera poco, también un 23 de abril, de 1850, murió el poeta inglés William Wordsworth.

En términos de obras, estamos hablando de los autores de La Celestina, Naná, Doña Bárbara, Lolita, El poder y la gloria, Robinson Crusoe, El siglo de las luces y País de nieve, pero, sobre todo, de Hamlet y El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, obras emblemáticas para las respectivas lenguas en que fueron escritas: el inglés y el español.

 
Jules Etienne

No hay comentarios.:

Publicar un comentario