Vancouver: luz de agosto en la bahía. (Fotografía de Jules Etienne)

miércoles, 29 de abril de 2020

Epidemias: EPIPSYCHIDION, de P. B. Shelley

"... navegan más allá, hacia lo lejos, en su terrible ruta; las aladas borrascas, su salmodia de truenos..."

(Fragmento)

Y todo movimiento y olor, luz y sonido
con aquella profunda música van acordes,
que es un alma en el alma -y dijérase que son
como ecos de un sueño prenatal, lejanos.
Entre el cielo y la tierra, el aire y el mar,
se mece aquella isla, suspensa en la paz clara:
brilla, así en el Edén Lucifer vagabundo,
lavada por océanos azules de aire joven.
Es lugar elegido. Ni el Hambre ni las Plagas,
ni la Peste o la Guerra o el Temblor, posan nunca
la planta en sus picachos; buitres ciegos, navegan
más allá, hacia lo lejos, en su terrible ruta;
las aladas borrascas, su salmodia de truenos
ofreciendo a otras tierras, dejan simas azules
de paz sobre la isla, o lloran su rocío,
que renueva los campos y bosques, para siempre,
en su inmortalidad verdeante y dorada.


Percy Besshe Shelley (Inglés fallecido en Italia, 1792-1822).

No hay comentarios.:

Publicar un comentario