.

.
Vancouver, atardecer en English Bay.

lunes, 6 de abril de 2015

Tu boca: CUANDO DUERMO, de Rubén Bonifaz Nuño

"Lloro encadenado al sueño triste como al pie del mástil solo de un barco."

Cuando duermo –lejos-, cuando la carne
no es más que una costra débil de niebla
sobre los endebles huesos,
y atrás de los dientes enmudece
contra el paladar la lengua, temblando;
cuando todo es blando y sin forma, espeso
-tal como si el sueño viniera
por los secretísimos caminos
que ha de recorrer la muerte algún día-,
siento que me llamas, y en tu boca
llega la canción que cantaste a oscuras
una vez, delante de mí.
Cantabas.
Y yo que te escucho paso en silencio.
Lloro encadenado al sueño triste
como al pie del mástil solo de un barco.
 
 
Ruben Bonifaz Nuño (México, 1923-2013)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario