.

.
Vancouver, otoño en English Bay (fotografía de Jules Etienne).

martes, 17 de mayo de 2011

Páginas ajenas: MAYO, de Gioconda Belli



No se marchitan los besos

como las malinches,

ni me crecen vainas en los brazos;

siempre florezco

con esta lluvia interna,

como los patios verdes de mayo

y río porque amo el viento y las nubes

y el paso de los pájaros cantores,

aunque ande enredada en recuerdos,

cubierta de hiedra como las viejas paredes,

sigo creyendo en los susurros guardados,

la fuerza de los caballos salvajes,

el alado mensaje de las gaviotas.

Creo en las raíces innumerables de mi canto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario