.

.
Vancouver: sol de verano al atardecer en English Bay.

miércoles, 7 de febrero de 2018

Nieve: EL PRIMER HOMBRE, de Eugene O'Neill

"La nana se quedó dormida o algo por el estilo, y las niñas se escaparon en ropa interior a jugar en la nieve."
 
(Fragmento del primer acto)
 
Curtis (Frunciendo su cara): Supongo que lo estás olvidando, ¿no es cierto, Big? (Se vuelve y camina hacia su estudio, cerrando con suavidad la puerta).
 
Martha (Después de una pausa, con tristeza): Pobre Curt.
 
Bigelow (Apenado y confuso): Lo había olvidado.
 
Martha: Los años me han hecho reconciliarme. Pero no a Curt (suspira, luego se dirige a Bigelow con una sonrisa forzada). Supongo que es difícil para cualquiera de ustedes tener presente que Curt y yo alguna vez tuvimos hijos.
 
Bigelow (Después de una pausa): ¿Qué edad tenían cuando...?
 
Martha: Tres años y dos, ambas eran niñas. (Prosigue con tristeza). Teníamos una casita en Goldfield. (Forzando una sonrisa). Por entonces éramos gente respetable en ese lugar. La vagancia vino más tarde, después de... Era un domingo de invierno en el que Curt y yo habíamos ido a visitar unos amigos. La nana se quedó dormida o algo por el estilo, y las niñas se escaparon en ropa interior a jugar en la nieve. Les dio neumonía y una semana después murieron las dos.
 
Bigelow (Impresionado): ¡Santo cielo!

 
Eugene O'Neill (Estados Unidos, 1888-1953). Obtuvo el premio Nobel en 1936.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario