.

.
Vancouver, atardecer en English Bay.

viernes, 25 de septiembre de 2015

Venecia: A JULIO HERRERA Y REISSIG, VIAJERO EN SU TORRE, de Hugo Gutiérrez Vega

 
Más lejos, sin que el sol las haga claras,
las torres de Venecia multiplican
los ecos de la voz con que enmascaras
los dolores que a tu ojo sacrifican.
 
Para hablar de Venecia en esta tarde
es necesario nunca haberla visto.
Así diremos que la luna arde
bajo la palidez de lo imprevisto.
 
Por la ciudad se mueven las aguas del Leteo
y de ellas brota el fúnebre asfódelo
visto en la noche de Montevideo.
 
Que el recuerdo fingido nunca borre
el curvo, pensativo y cruel anhelo
de ver el mundo sin dejar la torre.


Hugo Gutiérrez Vega (México, 1934-2015)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario