.

.
Vancouver, luz de agosto en English Bay.

domingo, 3 de mayo de 2015

Tu boca: POR LA MAÑANA SIEMPRE VUELVES, de Cesare Pavese



El resplandor del alba
respira con tu boca
al final de las calles vacías.

Luz gris tus ojos,
dulces gotas del alba
en las colinas oscuras.

Tu paso y tu aliento
como el viento del alba
sumergen las casas.

La ciudad se estremece,
huelen las piedras –
eres la vida, el despertar.

Estrella perdida
en la luz del alba,
silbido de la brisa,
tibieza, respiro –
ha acabado la noche.
 
Eres la luz y la mañana.
 
 
Cesare Pavese (Italia, 1908-1950)
 
(Traducido del italiano por José Palacios)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario