.

.
Vancouver en primavera: puente de Burrard.

viernes, 27 de febrero de 2015

Tu boca: MAÑANA, de Marià Manent

 
Has salido del sueño como del mar. Aún húmeda,
a los sueños sonríe tu boca, dulcemente.
Brilla el sol en la hierba, pero tu ves la plata
de la luna, que en el agua duerme-.
 
Una luz de esmeralda casi nubla tus ojos;
perfumes de aquel mar tiene tu fina arcilla;
y una gran perla pálida llevas bajo los bucles,
ondulados como alga tranquila.
 
 
Marià Manent i Cisa (Español, poeta en lengua catalana, 1898-1988)
 
(Traducido del catalán por José Corredor Matheos)

miércoles, 25 de febrero de 2015

Tu boca: EL INTRUSO, de Delmira Agustini

"... y tiemblo si tu mano toca la cerradura..."

Amor, la noche estaba trágica y sollozante
cuando tu llave de oro cantó en mi cerradura;
luego, la puerta abierta sobre la sombra helante,
tu forma fue una mancha de luz y de blancura.
 
Todo aquí lo alumbraron tus ojos de diamante;
bebieron en mi copa tus labios de frescura;
y descansó en mi almohada tu cabeza fragante;
me encantó tu descaro y adoré tu locura.
 
¡Y hoy río si tú ríes, y canto si tú cantas;
y si duermes, duermo como un perro a tus plantas!
¡Hoy llevo hasta en mi sombra tu olor de primavera;
 
y tiemblo si tu mano toca la cerradura;
y bendigo la noche sollozante y oscura
que floreció en mi vida tu boca tempranera.
 
 
       Delmira Agustini (Uruguay, 1886-1914).

lunes, 23 de febrero de 2015

Tu boca: CAMBIO DE PIEL, de Carlos Fuentes

"Franz miró un instante por el espejo y vio primero los ojos verdes de Isabel que lo miraban..."

(Fragmento)

Isabel trató de encontrar en el espejo del auto los ojos de Franz. Franz miró un instante por el espejo y vio primero los ojos verdes de Isabel que lo miraban y después el paisaje que se alejaba rápidamente. Isabel acercó su boca a la oreja de Javier.

- Dime. Repíteme eso.
- ¿Qué?
- Lo que me dijiste ayer. Que tengo dos caras.
- Dos rostros. Tu nariz divide al ángel y al demonio.
- Sí, sí...
- Cuando tus ojos son inocentes y claros, tu boca asume ese rictus...
- Sí, sí...
- Cuando tu boca se abre un poco, con asombro, con dulzura, tu mirada se venga...
- Dilo despacio, Javier...
- ... se vuelve dura y fría...
- ¿Por qué no escribes eso?
- Oh, Isabel, qué dices, ay...


Carlos Fuentes (México, 1928-2012)

sábado, 21 de febrero de 2015

Tu boca: CÓMO DEBES SER BESADO, de Erich Fried

"... tu pie, que hasta mí te trajo y que de mí te alejará."

Cuando te beso,
no es sólo tu boca,
ni tu ombligo,
ni tu regazo lo que yo beso.
 
También beso tus preguntas,
y tus deseos,
yo beso tus reflexiones,
tu incertidumbre,
y tu valentía,
tu amor por mi,
y la libertad que te ofrezco,
tu pie,
que hasta mí te trajo
y que de mí te alejará.
 
Te beso a ti,
como eres y como serás,
mañana y después,
y cuando los días conmigo
queden en el recuerdo.
 
 
Erich Fried (Nacido en Austria y fallecido en Alemania, 1921-1988).

viernes, 13 de febrero de 2015

Tu boca: POESÍA DE AMOR, de Alfonso Gatto

"... y se entreabre la aridez de tu boca como la noche con su mismo aliento."

Oh dilatadas noches del estío,
conturbadas apenas por los claros
filtros de las ternuras; en desvelo
tu rostro –vivo sueño- entre mis manos.
 
Llegas del más allá, vienes lejana
lo mismo que tus ojos,
y desde el viento, forma de tu alma.
 
Besas, perdidamente besas loca;
y se entreabre la aridez de tu boca
como la noche con su mismo aliento.
 
Vives entonces; vives alma y cuerpo,
y existes en un sueño verdadero,
y vives desde que te he soñado.
 
Bellos con la belleza de tu rostro
-te digo al oprimirte- son los sueños,
y lejanos también como tus ojos.
 
¡El alma es sólo invocación al beso!
 
 
 Alfonso Gatto (Italia, 1909-1976).

jueves, 12 de febrero de 2015

Tu boca: DESEO, de Xavier Villaurrutia

"Amarte a flor de boca..."

Amarte con un fuego duro y frío.
Amarte sin palabras, sin pausas ni silencios.

Amarte sólo cada vez que quieras,
y sólo con la muda presencia de mis actos.

Amarte a flor de boca y mientras la mentira
no se distinga en ti de la ternura.

Amarte cuando finges toda la indiferencia
que tu abandono niega, que funde tu calor.

Amarte cada vez que tu piel y tu boca
busquen mi piel dormida y mi boca despierta.

Amarte por la soledad, si en ella me dejas.
Amarte por la ira en que mi razón enciendes.
 
Y más que por el goce y el delirio,
amarte por la angustia y por la duda.
 
 
Xavier Villaurrutia (México, 1903-1950).

domingo, 8 de febrero de 2015

Tu boca: ¡OH MI ADORADA NIÑA!, de Rubén Darío

 
¡Oh mi adorada niña!
Te diré la verdad:
Tus ojos me parecen
brasas en un cristal;
tus rizos, negro luto,
y tu boca sin par,
la ensangrentada huella
del filo de un puñal.


Rubén Darío (Nicaragua, 1867-1916).

lunes, 2 de febrero de 2015

Febrero: NOCHE DE INVIERNO, de Boris Pasternak

"El viento azotó todo el mes de febrero y una y otra vez sobre la mesa ardía una vela, una vela ardía."

El viento azotaba la tierra entera,
por todos los confines.
En la mesa ardía una vela,
una vela ardía.

Igual que los enjambres de papalotes
durante el estío las llamas buscaban,
los blancos copos desde el patio
volaban hasta la ventana.

En los vidrios la borrasca
esculpía flechas y estrellas
y en la mesa ardía una vela,
una vela ardía.

En el cielo raso iluminado
las sombras se tendían,
cruce de manos, cruce de piernas,
destinos cruzados.

En el piso, estruendosos,
dos botines cayeron.
Desde el candelabro en lágrimas
la vela en el vestido goteaba.

Todo se perdía en la bruma
canosa y blanca de la nieve.
En la mesa ardía una vela,
una vela ardía.

Del rincón sopló hacia la vela
y el ardor de la tentación
alzó, como un ángel, dos alas
formando una cruz.

El viento azotó todo el mes de febrero
y una y otra vez
sobre la mesa ardía una vela,
una vela ardía.


Boris Pasternak (Rusia, 1890-1960).
Obtuvo el premio Nobel en 1958.

(Traducido del ruso por Carlos Abrego).