.

.
Vancouver, luz de agosto en English Bay.

lunes, 12 de agosto de 2013

Páginas ajenas: EL ESCALOFRÍO, de Ross McDonald

 
(Fragmento del capítulo 20)
 
Cherchez la femme

- Hombres con dinero, naturalmente. Mi esposa era una mujer corrupta, señor Archer. Yo jugué mi papel para hacerla como era, así es de que no tengo ningún derecho para juzgarla.

Sus ojos eran brillantes con el dolor que iba y venía como la verdad que lo traspasaba. 

Sentí pena por aquel hombre, pero eso no me impidió preguntarle:

- ¿Dónde estaba usted el viernes por la noche?

En casa, en Maple Park, en nuestro... en mi departamento, clasificando unos asuntos.

- ¿Puede probarlo?

- Tengo los papeles para probarlo. Me los entregaron el mismo viernes y los estuve marcando durante la noche. ¿No se estará imaginando que hice algo tan increíble como volar hasta California y regresar?

- Cuando una mujer es asesinada, uno tiene que preguntar al marido ausente en dónde estaba en ese momento. Es el corolario de cherchez la femme.


Ross McDonald: Kenneth Millar (EUA-Canadá, 1915-1983)
 
(Traducido al español por Jules Etienne)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario