.

.
Vancouver, atardecer en English Bay.

miércoles, 4 de marzo de 2015

Tu boca: PAN, de Knut Hamsun

"¡Cuánto amor hay en la ingenuidad de su sonrisa... !"
 
(Fragmento del capítulo XXIX)

La pobre Eva no cesa de trabajar; trabaja más que un hombre: tan pronto lleva uno de los caballos del señor Mack de la casa al molino como hace de caballo ella misma, cargada de grano y harina. Muchas veces me la encuentro en el camino y quedo atónito ante la frescura frutal de su cara. ¡Cuánto amor hay en la ingenuidad de su sonrisa... !El día será para el trabajo del señor Mack; pero las noches son para mí y para ella... Noches de pasión y de susurros.
 
- No pareces tener ni la menor sombra de preocupación, Eva adorada -le digo.
 
- No digas que me adoras…  ¿Qué soy yo sino una pobre mujer sin cultura, que lo único que sabe y sabrá siempre es serte fiel? Aun cuando me amenazaran con matarme lo sería; ya ves, el señor Mack es cada día más duro con nosotros, y nada me importa.. .   Cuando me ve se pone furioso, y el otro día llegó hasta zarandearme de un brazo, lívido de rabia... Sin embargo, no te lo quiero negar, tengo una pena...
 
- ¿Una pena tú?
 
- Sí, el señor Mack te amenaza.. .   Anoche me dijo: ¿De modo que es el teniente quien te ha sorbido el seso?" "Sí, es mío y soy suya", le respondí. "Pues ya verás qué pronto le hago dejar el campo..." Y esto me dio miedo.
 
- No te importe lo que ese viejo diga... Son tonterías, Eva… Tonterías nada más… Ea, déjame ver si tus piececitos siguen tan lindos; déjame ver ahora tu cara..., tu boca... Así... Cierra los ojos.
 
Y cae en mis brazos con los ojos cerrados, estremecida, feliz.


Knut Hamsun (Noruega, 1859-1952). Obtuvo el premio Nobel en 1920.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario