.

.
Vancouver, atardecer en English Bay.

martes, 27 de enero de 2015

Enero: CALÍGULA, de Alexandre Dumas hijo

(Fragmento del acto V)
 
Escena VI

Calígula. Claudio levantando un tapiz. Luego Junia y Aquila.
 
Claudio: ¿He oído mal ? Creo que esa mujer hablaba en voz baja de asesinos que amenazan la vida del emperador; ¿cuál será su objeto? ¿Acaso la libertad de Roma ó una nueva esclavitud? Si pudiese huir antes que me viese alguno en este sitio... ¡Oh, desgracia! , ya no es tiempo; el tapiz de la alcoba se levanta. ¿Si estaré soñando ?... ¡Oh no! (Aquila y Junia han salido un momento antes colocándose aquella a la cabecera y ésta a los píes del lecho).
 
Aquila: (Volviendo a poner sobre un pedestal la lámpara que ha tomado para mirar a Calígula). Es él. (Deteniendo a Junia que hace un movimiento para herir a Calígula).
 
Aquila: Detente. (Le echa la cuerda alrededor del cuello. Junia apoya el puñal sobre su corazón).
 
Junia: César, despierta.
 
Aquila: Despierta, César.
 
Calígula: ¿Quién me llama?
 
Junia: Yo.
 
Aquila: Yo.
 
Calígula: ¿Cómo habéis tenido la audacia de entrar hasta aquí?
 
Aquila: Míranos cara a cara; ¿no nos reconoces?
 
Junia: Yo soy Junia.
 
Aquila: Yo Aquila, el amante de Stella.
 
Junia: Yo su madre.
 
Calígula: ¿Y qué buscáis aquí a estas horas?
 
Aquila: ¿No lo sabes? Venimos a matarte.
 
Calígula: ¡Socorro!
 
Aquila: Las paredes están sordas como nuestros corazones.
 
Calígula: (Cogiendo el brazo de Junia). Te engañas, ya vienen, ¡por favor, por favor!
 
Junia: (Procurando desasirse). ¡Ah!
 
Calígula: No, Júpiter no quiere que yo muera; ya se acercan.
 
Aquila: No conseguirán mas que apresurar el instante de tu muerte.
 
Calígula: ¡Por favor!
 
Junia: Inútilmente gritas.
 
Calígula: Yo soy vuestro emperador.
 
Aquila: (Ahogándole). Mientes, ya no lo eres. (Calígula cae arrastrando tras de sí a Aquila, quien le pone una rodilla en el pecho).
 
Calígula: (Espirando). ¡Ah!
 
Aquila: Ahora, quien quiera que sea, que entre. Ya nada temo.
 


Alexandre Dumas hijo (Francia, 1824-1895)
 
La ilustración corresponde a la puesta en escena en el Teatro Nacional del Odeón en París, en 1888.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario