.

.
Vancouver, otoño en English Bay (fotografía de Jules Etienne).

lunes, 2 de septiembre de 2013

J. R. R. Tolkien, padre de los hobbits



Aunque era británico, nació en Sudáfrica.

Aunque su nombre completo era John Ronald Reuel Tolkien, siempre se le conoció por sus iniciales: J. R. R. 
 
Aunque vivía en un país cuya religión oficial es la anglicana, su familia era bautista y su madre lo convirtió al catolicismo cuando tenía ocho años de edad.
 
Aunque se suponía que por su profesión de filólogo y maestro en lengua y literatura inglesa en Oxford, debería haberse dedicado celosamente a preservar la pureza del lenguaje, acabó por inventar un idioma artificial: "¡Estoy seguro de haber hecho mucho bien a la lengua! Hay una buena cuota de sabiduría lingüística en esto. No siento ningún complejo de culpa por El Señor de los Anillos".
 
Aunque también era un respetable ensayista, se le recuerda por una epopeya ficticia que desarrolla su propia taumaturgia.
 
Aunque fue El Hobbit, cuya primera edición tuvo lugar en 1937, la novela en que la se funda el origen mitológico de toda la gesta, el público ha preferido concentrar su interés en El señor de los anillos.
 
Aunque el cineasta Stanley Kubrick estaba interesado en filmar su propia versión de El señor de los anillos en 1967, la cual sería protagonizada por los Beatles: George Harrison como el mago Gandalf, Paul McCartney y Ringo Starr en el papel de los hobbits Frodo y Sam, y John Lennon como Gollum, el proyecto nunca se pudo concretar.
 
Aunque la fantasiosa saga -publicada entre julio de 1954 y octubre del año siguiente- ha sido muy exitosa tanto en Inglaterra como en los Estados Unidos, no pudo ver ni la película de dibujos animados filmada en 1978, ni la exitosa trilogía de superproducciones que diera principio en 2001 para culminar un par de años después, por la sencilla razón de que murió en 1973, el 2 de septiembre. Hoy se cumplen cuarenta años.


Jules Etienne

No hay comentarios.:

Publicar un comentario