.

.

jueves, 4 de abril de 2013

Conejos: MARAVILLA EN EL PAÍS DE LAS ALICIAS, de Antonio Altarriba


(Fragmento alusivo al conejo)

Salieron a la calle y, respondiendo al chasquido de los dedos del desconocido, apareció una berlina tirada por dos caballos. Subieron a ella y partieron al trote. El desconocido volvió a sacar el reloj de su chaleco.

- No tenemos prisa, Alicia. A diferencia de otros cuentos, en este hay que hacer las cosas despacio, muy despacio... Procurando que duren el mayor tiempo posible y disfrutando de ellas...

Alicia miró a su acompañante, que parecía un distinguido caballero. Su cabello blanco se prolongaba en unas pobladas patillas que le llegaban hasta la mandíbula y brillaban en la noche. La densa cabellera no lograba ocultar unas grandes orejas, unos ojos saltones y un par de dientes prominentes que se agitaban en nervioso mordisqueo cuando pronunciaba «muy despacio», «el mayor tiempo posible...». El personaje más que inquietarla, le divertía, y se tranquilizó. Al fin y al cabo, después de su decepción con Timothy, ¿qué tenía que perder?



Antonio Altarriba (España, 1952)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario