.

.
Vancouver, luz de agosto en English Bay.

viernes, 19 de julio de 2013

Solsticio: PASTOR DE PAJA, de Marco Antonio Montes de Oca


 
CRUZ DE PAJA Y TRAPO:
Cuida mi rebaño de unicornios.
El cuerno que florece
en la explanada enrarecida
donde pensamiento y aventura
inauguran el baile:
son la pareja real,
orden y danza consumados
en el solsticio de las encarnaciones,
pureza de lo breve,
intensa pirámide
cuyos bloques son acuarios.

Oh, pastor de paja
que no te entregas
ni a la historia ni al instante:
un violín recorre
las crines tensas del pegaso,
su melodía, humo blanco
de un colmado vaso,
en muda luz se muda
emboscándose en la brisa.

Protege mi pecho
bajo un collar de enigmas,
protege al hombre acurrucado
en un rincón de su propia desmesura,
pues adentro de las cosas
el infierno duerme
y no acaba nunca
su estertor taimado.

Cuida la cosecha,
mis dedos elevándose
por el reverso de otros dedos,
el cojín que grita
lleno de hojas doradas.

Cuídame de la muerte
que no me perdona ni me toma.


Marco Antonio Montes de Oca (México, 1932-2009)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario