.

.
Vancouver, luz de agosto en English Bay.

martes, 23 de agosto de 2011

EGLÉ (del poemario Mitología del Olvido)




Resplandor del estío sin sombras,
en la piel de tu nombre brillaba el sol
transparencia impune de la luz
no era yo, era ese terco vaivén del mar
que desvestía el laberinto de tu risa
sirena extraviada en tierra
principio y fin del placer.

Mi memoria es el lugar en el que habitas
con todos tus misterios
donde puedo escuchar tu voz
y me miras prohibiendo el olvido
porque olvidarte sería obsceno.

Habría preferido un adiós apacible
sin la tempestad de los reclamos,
aprender a soñarte en cualquier trazo
cuando te amaba efusiva y plena.

La oscuridad es el letargo de la noche
sobre la ausencia de tu cuerpo desnudo.
 
 
Jules Etienne

(Eglé, según la mitología griega, era la
más bella de las Helíades, las hijas del sol)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario